Estados en transición: Legados y retos

Los procesos de descentralización y democratización que México experimenta desde finales del siglo pasado han dado pie a expectativas altas en torno a los gobiernos estatales. Sin embargo, existen pendientes importantes en áreas relacionadas con la desigualdad, la inseguridad y la corrupción que muestran la existencia de retos considerables para las administraciones locales. En “Estados en transición”, México Estatal proporciona un análisis de siete variables dentro de las nueve entidades que este año experimentan la entrada de un nuevo gobierno. De esta manera, se evalúa la magnitud del progreso de las administraciones salientes y, al mismo tiempo, se consideran las dimensiones de los desafíos que los nuevos gobernantes enfrentarán en el futuro.

Se pueden adelantar algunos hallazgos. En materia de pobreza, pobreza extrema o mortalidad infantil, destaca la magnitud de la reducción en estados como Guerrero, que no obstante sigue siendo la entidad más preocupante en todos los temas. Mientras que Sonora y Michoacán han tenido resultados por encima del promedio en cuanto a crecimiento económico, permanecen entre los casos relativamente más graves de violencia de género en el país. Nuevo León ha visto la mayor reducción en la tasa de delitos de alto impacto por cada 10,000 habitantes, pero persisten rezagos en materia de salud reproductiva de las mujeres. Las implicaciones de los progresos y pendientes varían por tema y entidad, pero el reto general es el diseño de intervenciones planeadas, transparentes y evaluables. Todo gobernador entrante deberá, una vez que termine su mandato, rendir cuentas de los cambios que su entidad experimente durante los seis años por venir. Es esencial, por ende, tomar en cuenta la situación actual de los estados para, a partir de un diagnóstico apropiado, prever las estrategias pertinentes.

Anuncios

Foro Nacional “Gasto público estatal y política social”: Manuel Martínez Justo

En la discusión de la primera mesa del Foro Nacional del pasado 15 de octubre, Manuel Martínez Justo inició su intervención con un recuento de la estructura que históricamente ha tenido el sistema de recaudación y gasto, destacando el centralismo que—desde la Colonia y hasta el período de partido hegemónico—lo caracterizó por mucho tiempo. El reto de la transición política, para Martínez, ha sido la exigencia de mayores responsabilidades por parte de los gobiernos estatales y el crecimiento en la participación por parte de los ciudadanos. Estos fenómenos se han dado a la par de la persistente dependencia de los gobiernos estatales respecto del federal en materia económica, dando paso al fenómeno de la deuda. El académico señaló que la preocupación por la deuda local no es exclusiva de México: ha sido estudiado y mediatizado también en España, Argentina y Colombia, por ejemplo. Algunas soluciones planteadas por Martínez son: el fortalecimiento de la diplomacia local, aumento de las remesas colectivas, el combate a la cultura de “no-pago” (que recompensa el pago tardío de servicios) y cooperación internacional para desarrollar proyectos sociales.

Alternancia y rendición de cuentas en los estados

La Red por la rendición de cuentas ha publicado una nueva investigación sobre el tema de alternancia y rendición de cuentas en las entidades federativas de México, con un énfasis en los tres casos recientes: Oaxaca, Sinaloa y Puebla. La pregunta guía de la investigación se plantea:  ¿Es la alternancia política  una garantía de transparencia y rendición de cuentas en México?

El expediente puede consultarse aquí: http://rendiciondecuentas.org.mx/articulo.php?id=1939&pag=0