Estados en transición: Legados y retos

Los procesos de descentralización y democratización que México experimenta desde finales del siglo pasado han dado pie a expectativas altas en torno a los gobiernos estatales. Sin embargo, existen pendientes importantes en áreas relacionadas con la desigualdad, la inseguridad y la corrupción que muestran la existencia de retos considerables para las administraciones locales. En “Estados en transición”, México Estatal proporciona un análisis de siete variables dentro de las nueve entidades que este año experimentan la entrada de un nuevo gobierno. De esta manera, se evalúa la magnitud del progreso de las administraciones salientes y, al mismo tiempo, se consideran las dimensiones de los desafíos que los nuevos gobernantes enfrentarán en el futuro.

Se pueden adelantar algunos hallazgos. En materia de pobreza, pobreza extrema o mortalidad infantil, destaca la magnitud de la reducción en estados como Guerrero, que no obstante sigue siendo la entidad más preocupante en todos los temas. Mientras que Sonora y Michoacán han tenido resultados por encima del promedio en cuanto a crecimiento económico, permanecen entre los casos relativamente más graves de violencia de género en el país. Nuevo León ha visto la mayor reducción en la tasa de delitos de alto impacto por cada 10,000 habitantes, pero persisten rezagos en materia de salud reproductiva de las mujeres. Las implicaciones de los progresos y pendientes varían por tema y entidad, pero el reto general es el diseño de intervenciones planeadas, transparentes y evaluables. Todo gobernador entrante deberá, una vez que termine su mandato, rendir cuentas de los cambios que su entidad experimente durante los seis años por venir. Es esencial, por ende, tomar en cuenta la situación actual de los estados para, a partir de un diagnóstico apropiado, prever las estrategias pertinentes.

Anuncios

Índice de desarrollo democrático de México

El Índice de Desarrollo Democrático de México fue desarrollado por la organización consultora argentina Polilat –especializada en la evaluación del desarrollo democrático- y financiado por Coparmex y la fundación Konrad Adenauer (México). Los resultados del estudio se dieron a conocer en diciembre de 2010.

El índice busca medir la calidad democrática en las entidades federativas de México. Para ello, utiliza 50 indicadores agrupados en cuatro dimensiones: 1) cumplimiento de requisitos mínimos democráticos, 2) democracia de los ciudadanos, 3) democracia de las instituciones y del sistema político. y 4) los resultados sociales y económicos de la gestión democrática. Esta última dimensión se divide en una subdimensión social (resultados en materia de política pública que aseguran bienestar o equidad) y en una económica (resultados en materia de política pública que aseguran eficiencia económica). Los resultados se encuentran estandarizados con relación al 10. La máxima calificación correspondió al estado de Colima.

Como se ha mencionado en otras entradas de este blog, el problema de los índices agregados es que impiden distinguir la variación en el comportamiento de sus componentes. Más aún, los indicadores utilizados no son componentes de un agregado conceptual coherente, sino que incluyen elementos dispares, que hacen poco recomendable su agregación (por ejemplo, en un mismo indicador se suma el valor de la participación electoral con el de feminicidio). La página 195 del reporte muestra un esquema del proceso de agreagación, que da cuenta de la serie de supuestos detrás de la suma de valores, y, sobre todo, de la perdida de variación al resumir todo en un valor final.

La utilidad de este reporte no radica en el índice agregado sino en la información separada por dimensión (que muestra los avances y desafíos en términos políticos, administrativos y de desarrollo social y económico) y en el diagnóstico que se presenta para cada entidad federativa (que ofrece información desagregada con fortalezas y debilidades por rubro).

El reporte puede consultarse aquí.

 

Democracia estatal en Brasil

El próximo 26 de mayo, a las 13:30 horas, el profesor Marcus Melo hablará en el CIDE sobre Gobernadores, pesos y contrapesos en los estados brasileños. Melo es reconocido por su trabajo sobre rendición de cuentas, corrupción, los procesos de reforma fiscal, instituciones de fiscalización y gobiernos locales y estatales. Es profesor de la Universidade Federal de Pernambuco. El otoño pasado estuvo como profesor visitante en el Macmillan Center de la Universidad de Yale.

Más detalles sobre el evento, aquí.