Estados en transición: Legados y retos

Los procesos de descentralización y democratización que México experimenta desde finales del siglo pasado han dado pie a expectativas altas en torno a los gobiernos estatales. Sin embargo, existen pendientes importantes en áreas relacionadas con la desigualdad, la inseguridad y la corrupción que muestran la existencia de retos considerables para las administraciones locales. En “Estados en transición”, México Estatal proporciona un análisis de siete variables dentro de las nueve entidades que este año experimentan la entrada de un nuevo gobierno. De esta manera, se evalúa la magnitud del progreso de las administraciones salientes y, al mismo tiempo, se consideran las dimensiones de los desafíos que los nuevos gobernantes enfrentarán en el futuro.

Se pueden adelantar algunos hallazgos. En materia de pobreza, pobreza extrema o mortalidad infantil, destaca la magnitud de la reducción en estados como Guerrero, que no obstante sigue siendo la entidad más preocupante en todos los temas. Mientras que Sonora y Michoacán han tenido resultados por encima del promedio en cuanto a crecimiento económico, permanecen entre los casos relativamente más graves de violencia de género en el país. Nuevo León ha visto la mayor reducción en la tasa de delitos de alto impacto por cada 10,000 habitantes, pero persisten rezagos en materia de salud reproductiva de las mujeres. Las implicaciones de los progresos y pendientes varían por tema y entidad, pero el reto general es el diseño de intervenciones planeadas, transparentes y evaluables. Todo gobernador entrante deberá, una vez que termine su mandato, rendir cuentas de los cambios que su entidad experimente durante los seis años por venir. Es esencial, por ende, tomar en cuenta la situación actual de los estados para, a partir de un diagnóstico apropiado, prever las estrategias pertinentes.

Anuncios

Causa en Común: Radiografía de las Policías Estatales

La semana pasada, Causa en Común A.C. realizó una conferencia de prensa mediante la cual dio a conocer los hallazgos de su radiografía de las policías en las entidades de nuestro país. En un documento que resume los hallazgos, la organización civil precisa, en principio, que las autoridades de Michoacán y Quintana Roo no estuvieron dispuestas a ser monitoreadas. Aun así, con base en los datos de los 30 estados restantes, se aprecia gran disparidad en la situación de los cuerpos policíacos locales. Existe amplia variación en cuestiones como los salarios, la duración de las jornadas laborales y el control de confianza, lo cual impide—de acuerdo con la organización—el desarrollo de sistemas de policía articulados.

Causa en Común desarrolló un balance por cada entidad federativa. Los 32 reportes se pueden consultar dando clic en esta liga.

Foro Nacional “Gasto público estatal y política social”: Eduardo Bohórquez

Durante la segunda mesa del Foro del 15 de octubre, Eduardo Bohórquez (director de Transparencia Mexicana) señaló a la falta de certidumbre en relación con los programas gubernamentales como uno de los principales retos para el estudio del gasto y la política social. A la fecha—de acuerdo con Bohórquez—no tenemos un conocimiento preciso siquiera sobre el número de programas sociales. Hemos, por el contrario, recurrido a sólo unos pocos (p. ej. Oportunidades) para poder extrapolar conclusiones generalizables, y contamos con información anecdótica, también, acerca de estrategias locales con distintos grados de éxito. Según el experto, México tiene entre 2,700 y 5,000 programas, estrategias y acciones dirigidas hacia el desarrollo social. Más de la mitad de ellos no reporta presupuesto, y la mayoría enfrenta dificultades para especificar un propósito o una población objetivo específicos. Bohórquez señaló, posteriormente, tres tendencias preocupantes. Primero, la creación de políticas sociales “al micrófono”; esto es, sin planeación y con interés en responder a demandas ciudadanas de manera más o menos inmediata. Segundo, la centralidad de los programas sociales y no de la provisión de servicios públicos en el actuar del gobierno. Finalmente, tercero, la ausencia de una correlación observable entre el número de programas sociales y el desarrollo de los estados en cuestiones como infraestructura y pobreza.

Foro Nacional “Gasto público estatal y política social”: Edna Jaime

Dentro de la primera mesa de discusión del Foro Nacional, Edna Jaime—directora de México Evalúa—destacó que desde la crisis de 2009 el crecimiento económico mexicano ha sido reducido, mientras que la deuda pública ha aumentado. Si bien la mayor parte de la deuda ha sido interna desde 2001 y las reservas internacionales se encuentran en un alto histórico, Jaime señaló como factor de preocupación la caída del volumen de petróleo exportado y de su precio. Dado que, de acuerdo con datos de la SHCP, alrededor de un tercio de los ingresos públicos (en 2013) correspondían a las rentas petroleras, esto es señal de alarma; principalmente, porque el gasto de los tres niveles de gobierno ha estado históricamente atado a esta fuente de riqueza. Aunque la producción petrolera haya caído, el gasto se ha mantenido en niveles altos: esto explica, en gran medida, el aumento de la deuda, que crece a mayores tasas que la economía desde 2008. De acuerdo con Jaime, es imperativo prestar atención al aumento en la deuda sobre todo en algunas entidades: Coahuila, Quintana Roo y Chihuahua, por ejemplo, tienen la mayor deuda per cápita de la república. Al mismo tiempo, la deuda ha aumentado con mayor rapidez, desde 2010, en Coahuila, Zacatecas y Morelos. Para Jaime, es imperativo fortalecer la recaudación estatal propia y, además, reducir el gasto corriente mientras se aumenta el gasto de inversión.