Foro Nacional “Gasto público estatal y política social”: Thania de la Garza

Dentro de su participación en el Foro del 15 de octubre, Thania de la Garza presentó a los asistentes el Inventario CONEVAL de Desarrollo Social. Se trata de una base de datos que sistematiza información relevante de programas y acciones de desarrollo social (con base en información pública). De la Garza destacó este ejercicio como un avance en la rendición de cuentas y como una manera de facilitar la toma de decisiones y el análisis de la situación de la política pública en México. En total, el Inventario cuenta con 5010 programas a cargo de los gobiernos federal, estatales y municipales. La presentación destacó la falta de información en algunas entidades del país—Tlaxcala, por ejemplo, no pudo proporcionar en 2010 ni en 2011 siquiera el número de acciones y programas encaminados al desarrollo social. De la Garza presentó, además, algunos datos extraídos de la información existente. Por ejemplo, comentó que la mayor parte de los programas busca remediar problemas en cuestiones de educación y salud, mientras que existen muy pocos en materia de empleo o alimentación. Asimismo, mostró que, en los estados que cuentan con muchos municipios, éstos tienden a no contar con información en línea o siquiera con un sitio en Internet.

Anuncios

Foro Nacional “Gasto público estatal y política social”: Eduardo Bohórquez

Durante la segunda mesa del Foro del 15 de octubre, Eduardo Bohórquez (director de Transparencia Mexicana) señaló a la falta de certidumbre en relación con los programas gubernamentales como uno de los principales retos para el estudio del gasto y la política social. A la fecha—de acuerdo con Bohórquez—no tenemos un conocimiento preciso siquiera sobre el número de programas sociales. Hemos, por el contrario, recurrido a sólo unos pocos (p. ej. Oportunidades) para poder extrapolar conclusiones generalizables, y contamos con información anecdótica, también, acerca de estrategias locales con distintos grados de éxito. Según el experto, México tiene entre 2,700 y 5,000 programas, estrategias y acciones dirigidas hacia el desarrollo social. Más de la mitad de ellos no reporta presupuesto, y la mayoría enfrenta dificultades para especificar un propósito o una población objetivo específicos. Bohórquez señaló, posteriormente, tres tendencias preocupantes. Primero, la creación de políticas sociales “al micrófono”; esto es, sin planeación y con interés en responder a demandas ciudadanas de manera más o menos inmediata. Segundo, la centralidad de los programas sociales y no de la provisión de servicios públicos en el actuar del gobierno. Finalmente, tercero, la ausencia de una correlación observable entre el número de programas sociales y el desarrollo de los estados en cuestiones como infraestructura y pobreza.